lunes, 21 de mayo de 2012

“CARACTERÍSTICAS DE UN CREYENTE QUE VIVE EN INTEGRIDAD”

Por: Misael Reyes


Cita Biblica: Job 1: 1. Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.



INTRODUCCIÓN: (Primera parte)

Hablar de integridad en un mundo donde el lucro, la deshonestidad y el afán por las cosas, copan los titulares de los principales medios de comunicación social; suena risible y desfasado.
Hablar hoy de normas, principios morales y valores espirituales; te puede ganar el hazme reír de las gentes, porque ya se ha hecho casi una práctica, que para lograr escalar posiciones o salir adelante en esta vida, sino no haces de la deshonestidad y de los negocios turbios o ilegales, tu estilo de vida; no tienes ninguna posibilidad de subsistencia.
Vivimos en una sociedad donde se promueven y se promocionan anti valores y actividades que incitan a la persona a delinquir, a matar y a robar con tal de lograr sus objetivos cueste lo que cueste.
El cristiano está cercado por esta epidemia diabólica y  en muchas oportunidades somos  presas fáciles de sus ofertas.
Hay muchos factores que influyen para que así sea: sueldos de hambres, frente a la facilidad del dinero fácil, creyentes débiles y sin principios bíblicos, frente a las propuestas corruptas aceptadas como buena, hogares sin ningún temor de Dios, frentes a las ofertas engañosas del mundo.

Todo este cuadro de descomposición, revela una gran verdad; que estamos en desventajas frente a ellos, y si es que queremos vivir medianamente bien, habrá que aceptar sus demandas o mantener nuestra integridad por encima de cualquier propuesta ilícita.
Pero es importante señalar que la integridad del creyentes debe abarcar toda la esfera de su vida espiritual; debe ser un estilo de vida que glorifique a Dios en cada momento y cualquier situación.
A través de esta serie de  estudios descubriremos a través de ejemplos bíblicos; que si es posible vivir una vida de integridad y glorificar a Dios cualquiera sea la situación.

DEFINICION DE CONCEPTO.
-    
           Integridad.
Es un valor moral, ético y espiritual que guía y regula la vida y relaciones humanas, caracterizada por el respeto, el amor a Dios y al prójimo sin que para ello prive algún interés personal.

-      ¿Qué es una persona íntegra?
Digamos que es aquella persona cuya vida está marcada por el ejemplo, la fidelidad a sus principios y que no se tranza frente a presiones de terceros. Lucha y se cuida por mantener una imagen tranparente ante quienes les rodean.
-       
I. UN HOMBRE ESPIRITUALMENTE INTEGRO, TIENE COMO FUNDAMENTO EL TEMOR A DIOS Y A SUS MANDAMIENTOS. 

(Génesis 37: 2)
·      …e informaba José a su padre la mala fama de ellos. (RV1960)
·      …Y José llevaba a su padre quejas de la mala conducta de sus hermanos. (DHH)
·      …El joven José solía informar a su padre de la mala fama que tenían estos hermanos suyos. (NVI)
·      …Y José trajo a su padre malos informes sobre ellos. (BDLA)

1.) Aprendiendo Lecciones De Integridad.
Los informes que José traía a su padre de la actuación de sus hermanos, no eran buenas. Esto nos lleva a la conclusión lógica que el padre de estos muchachos, si le había inculcado principios sobre lo que era honesto y lo que no lo era, ya que José no encubría a sus hermanos y no era cómplice de sus travesuras. José había aprendido la lección y por esta razón informaba a su padre.

Un creyente con una formación espiritual cimentada en la palabra de Dios, rechaza y repudia la mentira y el engaño, vengan de donde vengan.

  • Proverbios 29:24:
     El cómplice del ladrón aborrece su propia alma; 
    Pues oye la imprecación y no dice nada. 
  • Efesios 5:7: No seáis, pues, partícipes con ellos. 
  • Efesios 5:11: Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas;
  • 1 Timoteo 5:22: No impongas con ligereza las manos a ninguno, ni Participes en pecados ajenos. Consérvate puro
2.) La enseñanza temprana, da sus frutos.
No podemos formar hogares sólidos si se descuida el principio de la instrucción. Dios dice en su palabra lo siguiente:

-   Proverbios 22:6: INSTRUYE al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él. 

Hay muchas personas que en el día de hoy,  pueden dar fe de que esta promesa fue y sigue siendo una realidad en sus vidas. Yo particularmente provengo de una familia con profundas raíces cristiana. Mi abuelo Daniel Bonilla, no tuvo fortunas, solo era un trabajador del campo, pero nos dejo un legado; una fe y un testimonio inquebrantable hasta el día de su muerte. Fue pastor de la Primera Iglesia Evangélica Bethel de las Clavellinas. Por cierto, ya el pueblo  desapareció, las gentes que allí vivían se fueron, las casas se derrumbaron y lo único que queda en pie allí, es la pequeña capilla donde se reunían los cristianos de esa época.
Allí recibí creo que las primeras lecciones de la existencia de un Dios que tenía control en todo el universo, instrucciones que quedaron grabadas y que han dado fuerza para reponerme en los momentos de debilidad.

3.) La instrucción es la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos.
La instrucción en los primeros días de nuestra vida, es el mejor legado que podemos dar a nuestros hijos.
Hay muchos padres que aman a sus hijos y lo complacen con todo lo que le piden, le compran los mejores autos, los mejores regalos, le compran casas en urbanizaciones lujosas, hasta eligen su carrera y su futuro matrimonial; pero dejan de un lado lo más importante que es la instrucción de la palabra.
Padres que en vez de sembrar el amor y respeto al prójimo, lo que siembran es odio y veneno en el corazón de sus hijos y, estos a su vez, también harán lo mismo cuando tengan a sus hijos. Ese fue el ejemplo que sus padres le sembraron y eso es lo que ellos van a sembrar.

-      Oseas 8:7: Porque sembraron viento, y torbellino segarán; no tendrán mies, ni su espiga hará harina; y si la hiciere, extraños la comerán. 
-      Gálatas 6:7: No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 
Un niño con una formación espiritual desde sus comienzos; jamás se doblara ante la adversidad ni se acomodara a las presiones del mundo.
-     
Gálatas 6:8:
 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada